Buscar en este blog

Cargando...

jueves, febrero 19, 2015

El Sueño de Eduardo y una Breve Mención a Kevin Costner


           Eduardo tenía treinta años en ese momento. Hacía ocho que estaba en la empresa y parecía estar feliz. Era callado a un nivel autista, naturalmente pelado y se vestía como si fuera principios de los ´90: jeans gastados, remeras gastadas (no agujereadas), Topper celestes gastados. Sería el único preparado estéticamente para una actuación sorpresa de Mudhoney.

            Unas semanas atrás había empezado a charlar a fondo con Eduardo a través de Martín, otro pelado treintañero que trabajaba en la empresa hacía tiempo y estudiaba en la facultad de ciencias sociales. Era de esos que vienen del interior parcialmente bancados por los padres y tienen que conformar un ingreso digno con un trabajo cualquiera en la capital.  Me caía muy bien Martín y con el tiempo formamos una tríada que charlaba de música, de las tetas de Fabiana, y que fumaba tabaco con la voracidad de un perro que come por primera vez las galletas más caras del mercado porque sus amos ganaron el “5 de Oro Revancha”. Los tres allí fumando hubiésemos sido la publicidad ideal de cualquier tabacalera de no ser especímenes tan patéticos de la raza humana: pelados o canosos, bajitos y peludos o altos y con granos.

            Eduardo y yo estábamos contando plata, armando un paquete de cambio entre los dos. A los dos meses, uno ya puede hacer dos cosas al mismo tiempo y con la misma precisión. El hemisferio izquierdo puede estar contando a gran velocidad y depurando billetes viejos al mismo tiempo mientras el otro hemisferio está pensando en bandas de rock alternativo del “underground” nacional.

            De pronto Eduardo puso cara de que acababa de recordar algo y dijo:

-          Me acabo de acordar de algo que soñé.
-          ¿Qué soñaste?
-          No es un gran sueño, sólo recuerdo un momento. Yo tenía muchos años. Era un anciano. Estaba junto a otros ancianos en una casa de salud arruinada. Las paredes tenían toda la pintura verde descascarada y dejaba ver la pintura anterior de un color celeste con muchas escrituras que parecían estar hechas con uñas afiladas.
-          ¡Qué “creepy”[1]!
-          Lo más raro es que de fondo sonaba un tema de Creedence que no conocía ni ahí. No soy muy fan de los Creedence pero hay temas que conoce todo el mundo, esos que están en una especie de Greatest Hits que tienen. Ese que tienen todos los veteranos ex-hippies en su colección de CD´s.
-          Si fuera a ver a mi abuela de ochenta años a un lugar así no estaría tan mal. De última, las casas de salud se tienen que ver así: deterioradas como los propios ancianos. Y los Creedence como banda sonora del lugar le daría un toque especial. Cuando vivía en Belvedere tenía unos vecinos con una casa así como la que describís. Allí vivía una vieja de unos setenta años con sus dos hijos solteros de unos cincuenta y cuarenta y cinco años respectivamente. El de cuarenta y cinco se parecía a Kevin Costner pero pelado y medio negro. El otro era exactamente igual al Rey Juan Carlos de España pero un pelín más joven. Hasta que fui adolescente no me di cuenta de lo raro que era todo allí. A veces se escuchaban gritos de los hijos que se emborrachaban y le increpaban un montón de cosas a la madre, la cual no hacía más que llorar y pedir perdón una y otra vez. Cada vez que tenía que ir a buscar la pelota entraba a la casa y las paredes eran amarillas con trozos de pintura descascarada en verde. Nunca olvidaré ese olor a viejo que parecía salir de todas partes. Era principalmente olor a humedad junto con esa mezcla mágica que solo los viejos pueden obtener.
-          ¿De verdad tenías esos vecinos? ¿Y cómo te animaste a entrar a buscar la pelota?
-          Cuando sos chico no tenés miedo. Además eran buena gente. Tenían eso de los gritos de borrachera pero para mí era normal, yo que sé. Mis viejos también gritaban en mi casa así que estaba acostumbrado.
-          Yo hubiese comprado otra pelota…
-          ¿Por qué sonaban los Creedence si no los escuchás?
-          Ni idea. Esas cosas del cerebro. Lo que sí hice fue buscar ese tema porque lo recordaba bien. Me había gustado. Era un tema instrumental. Conseguí varios discos de Creedence y descubrí que no está nada mal.
-          ¿Cómo es eso?
-          Si te salís del compilado y escuchás los discos vas a ver que están buenos. Yo escuché “Bayou Country”, “Green River” y el “Cosmo´s Factory” cuya primer canción es el tema que ambientaba la casa de salud de mis sueños. Cuando puedas escuchálo que es un temazo. “Ramble Tamble” se llama.
-          Sabés que conozco una banda grunge[2] llamada Green River. ¿Habrán tomado el nombre por el disco ése de los Creedence?
-          Si, lo averigüe el otro día. Y además encontré otras cosas. ¿Sabías que tocaron en Woodstock?
-          No, ni idea. Vi la película pero no los recuerdo.
-          Es que no salen en la película. No salen porque tocaron muy tarde y John Fogerty no quiso que el show saliera en la peli porque dijo que el show no había sido “decente”. Parece que terminaron tocando a las 3:30 de la mañana, cosa que para nosotros es como si fueran las 6, porque los Grateful Dead se pasaron de la hora estipulada y se quedaron “zapando” en el escenario, jaja.
-          Mal ahí…
-          Si, pero estarían re-drogados de ácido. Y los Creedence también. Tocaron tardísimo cuando ya no sabían con qué darse.
-          Yo todavía no entiendo cómo tocaban de ácido. ¿Vos probaste alguna vez?
-          No. ¿Vos?
-          Si.
-          ¿Y?
-          No se puede tocar de ácido. O sea, podés tocar pero no a un nivel profesional. Podés hacer algo decoroso si ensayaste los temas unas mil veces, sino es imposible. Tu mente está en otro lado imaginando cosas. ¿Vos entendés que alucinás? ¡Ves cosas que no están! ¡Escuchas conversaciones de gente que no está! ¡Las caras se deforman! ¡Todo se mueve! – gesticulaba mucho mientras decía esto- . Está buenísimo pero no para tocar un instrumento. El único que quizás podés tocar es el bajo si los temas no tienen muchos arreglos. Si sos el frontman también podés enfrentarlo. Capaz que sonás como las niñas de las Brujas de Salem gritando “!Demonio, demonio!” pero de todos modos vas a creer que sos genial. Yo toco la batería hace cinco años y te digo que no me puedo dar con nada porque pierdo la coordinación de inmediato. Con el faso me pongo paranoico y me persigo mucho con lo que estoy tocando y además se enlentece mi tempo[3] interno. Con el alcohol, en la medida justa, motiva pero si me paso un poco, marché con los ritmos más complejos.
-          Yo toco el bajo así que puedo probar si lo del ácido es cierto.
-          ¿Tocás el bajo?
-          Si.
-          ¿Tenés banda?
-          Si.
-          ¿Cómo se llama?
-          Jugadores Sensibles.
-          Buen nombre. ¿Y qué hacen?
-          Onda Pixies, Luna, Yo la Tengo.
-          No conozco nada. ¿Tenés algo para pasarme?
-          Mañana te traigo algo de los Pixies para empezar.
-          Dale.
-          Te traigo el “Surfer Rosa” y el “Dolittle”. Con la banda hacemos un cover de los Pixies. El mes que viene tocamos en Amarcord.
-          Bueno, estoy ahí.




[1] Escalofriante, tenebroso.
[2] Nombre promovido principalmente por los medios masivos de comunicación para vender un determinado producto musical y estético a partir del éxito de bandas como Nirvana, Pearl Jam y Soundgarden.
[3] Una manera de medir la velocidad de un ritmo.

martes, diciembre 17, 2013

Rodriguez

No he dejado de recomendar este documental desde el primer momento en que lo ví: "Searching for Sugar
Man" Para aquellos no lo han visto, trata sobre el músico folk Sixto Rodriguez quien a fines de los 60 comienzos de los 70 sacó un par de discos que fueron un fracaso rotundo en Estados Unidos producto quizás de la segregación racial de la época ya que Rodriguez es un obrero de ascendencia mexicana.

Paralelamente, en Sudáfrica, el primer disco de Rodriguez "Cold Fact" que llega a ese país de forma misteriosa, ya que internet era ARPANET y sólo conectaba algunas computadoras de universidades, y se convierte en un éxito rotundo. Rodriguez se convierte en la voz contra el Apartheid y todos tenían en su casa un disco de esta especie de Bob Dylan latino con algo más de swing.

También pasó que nunca intentaron contactarlo porque pensaban que estaba muerto. Se había difundido la leyenda de que se había inmolado sobre el escenario, o que se había pegado un tiro luego de un mal recital. 

El tema es que un par de sudáfricanos buscan con insistencia hasta que lo encuentran. Allí empieza la travesía de Rodriguez en Sudáfrica como ídolo total, más grande que Elvis o los propios Rolling Stones. Aquí se los dejo completo junto con los dos únicos discos que grabó.

Un grande Rodriguez.

No te vayas del blog sin escucharte un temita.

Podés estar descubriendo algo nuevo.


domingo, noviembre 03, 2013

Actualización de Estado

Hace ya varios meses, quizás un año, que estoy preparando mi segunda publicación oficial. Eso hace que el tiempo para la escritura esté dedicado más a esa tarea que a la manutención del blog y por eso este abandono que de pronto hace que un lugar que tiene vida gracias a la persona que escribe y quienes comentan, quede olvidado como uno de esos pueblos que queda desierto luego que la fábrica que daba a trabajo a todos los habitantes cierra.

En este caso, quiero dejar algunos temas de la banda que nos visitará este lunes: Blur. Una banda que me ha acompañado en gran parte de mi vida y que ahora tendré la posibilidad de ver gracias a la inesperada posición de nuestro país como polo cultural internacional. Trataré que los temas no sean los más conocidos.






martes, septiembre 17, 2013

Piques de Rock

Hola. Quería pasar un rato por este pequeño lugarcito de los servidores de (Blogger --- Google) para dejar
algunas experiencias musicales que me han conmovido al menos un poco. Voy a ver que fue lo último que les dejé así no me repito, ja. Ya vuelvo...

En orden desde lo que más recuerdo a lo que menos, les dejo algunos temas de Dinosaur Jr. una banda que participó en ese fermento noise-grunge-college-indie-alternativo de los 90´s. A diferencia de lo que estila el grunge o el noise creo que esta banda aporta mucho desde lo melódico. Para mí, un gran descubrimiento ya que hará un año más o menos que la conozco.




Lastima que este último tema no tenga video.

Pasando a algo más contemporáneo, lo último de Arctic Monkeys: excepcional. Dejo la trilogía de videos del último disco.



Ahora retrocedo unos cuantos años y me voy a un disco de Black Sabbath poco reconocido porque no tiene "hits" pero está muy bueno. Quisiera recordar que Black Sabbath es una banda de metal etiquetada en la posteridad como tal pero objetivamente la banda es una base fundacional de lo que es el metal que se puede escuchar hoy en día. En esos días la banda era una más en el circuito blues-rock. Escuchando el arranque de este disco se van a dar cuenta.




domingo, junio 30, 2013

Acosador en Arroyo Seco

Agraciada y Gral. Aguilar a las 5 de la tarde. La gente va saliendo de sus trabajos, caminando por todas
partes con aires agitados, estresados, como si tan solo contaran los días de su vida con rayitas en la pared . Yo estaba sentado en el muro de la UTU de Arroyo Seco escuchando Los Alamos, gozando con esa música mezcla de psicodelia, indie y spaghetti western soundtrack. A los 10 minutos de estar allí sentado veo a lo lejos una silueta que auguraba un deleite visual, un nuevo registro en la base de datos de la lujuria. Se iba acercando mientras el tema "Cola de Cascabel" llegaba a su climax. Se acercaba vestida de remera hering roja y campera de cuero negra, jeans de tiro largo, marcando unas caderas imponentes, garantía de un buen culo "for sure".

Ella pasa delante mío mientras el tema de Los Alamos toma ese ritmo lento e hipnótico. Cuando la veo de atrás mis expectativas se ven colmadas de inmediato. Sin embargo, atraído por una fuerza misteriosa y depravada, me levanto y comienzo a seguirla. No estaba tomando conciencia de lo que estaba haciendo: simplemente lo hice. Caminaba a unos diez metros de ella observando su aspecto de cantante garage combinado con algo de Selena, aquella cantante tropical asesinada por una fan.

Pasadas tres cuadras de seguimiento decido acercarme más e intentar algo porque la situación de mi cuerpo era incontenible. Me pedía a gritos que hiciera algo, que me la quedara como fuese. Mis órganos vibraban, en particular mi estómago que sonaba como cuando uno está nervioso, con hambre o se acerca el amor de su vida. No la podía dejar escapar, tenía que llevarme algo, por lo menos el cel.

 Los Alamos no ayudaba en este momento. Necesitaba algo parecido al tema de Rocky para juntar valor y decirle algo. Mientras tanto la seguía y le miraba el culo fantaseando con tenerlo delante mío en un sommier king size a estrenar.

En un arrebato de coraje, furia y decisión, me acerco y le digo "Hola". Ella me ignora y sigue caminando. Yo la tomo por las caderas y le apoyo mi bulto con una proto-erección. Ella se asusta y comienza a gritar desesperadamente. Yo le digo "Esto es pasión..." y la abrazo con mucha fuerza mientras ella sigue gritando por policías y ayuda. Yo cierro los ojos y sigo disfrutando de ese apoyo tan terrenal.

Al abrir los ojos noto que sigo sentado en el muro de la UTU de Arroyo Seco atento porque a pocos metros venía otro camionazo. Esta vez una rubia veterana de esas 100-70-100 que me encantan. Ésta ilusión va a durar un poco más...

sábado, junio 01, 2013

No precisa flash

- Esta cámara no precisa flash señor
- ¿Cómo que no precisa?
- Lo dicho
- ¿Cómo es eso?
- Es una nueva tecnología.
- ¿Cómo funciona?
- Funciona con todos menos con embarazadas.
- ...Ok, gracias.

Me retiré del local de revelado con sentimientos encontrados sobre el flash. Luego, ese viernes por la tarde, ese día en que todos se van dejando caer por ahí, acarreando temas cotidianos para olvidar, fui por lo de Marcelo.

Llegué a la esquina de Millán e Instrucciones y agarré dos para adentro de una de esas. Llegué a una casa de color marrón y rejas naranja..."exótico o sudamérica" pensé. Durante el trayecto desde el centro hasta ahí fui escuchando el nuevo disco de Los Terapeutas. Al momento de llegar a la casa me parecía un buen disco aunque algo emulado de otros discos propios. No sé. Una sensación. Todavía no sé por què se llama Monstruo. No importa. Me gusta.

A las 7 de la tarde de una tarde otoñal de Mayo estaba con Marcelo en su casa marrón y naranja ( no es de Sudamérica) fumándonos un gigantesco faso  mientras mirábamos muestras de discursos mediocres en canales mainstream. Las noticias provocaban risas nerviosas pero bastante auténticas. Nos indignamos con algunos casos. Cuando quedaba una puntita, salimos a caminar por el barrio.

El barrio mostraba personajes como Renato, el marinero que pide cuando no navega, Matías "Forsaken" Britos, concejal de la zona, Alberto Ras, el inspector de tránsito comprometido con el barrio y Franca Basso, la que le pide todo a todo el mundo, desde fuego hasta "ideas".

Todos ellos estaban en un fogón armado a un costado del Centro Comunal Zonal del barrio. "Forsaken" tocaba un tema de The National cuando estábamos llegando. Yo estaba re-loco y viajé de inmediato al escuchar los acordes de "Conversation 16" un tema extraño para fogón.

Renato pidió dinero todo el tiempo, "Forsaken" tocó unos cuantos temas de The National y versiones  pop de temas de Daft Punk. Alberto no dejaba de hablar de lo estresante de su laburo, no dejaba de decir que "en esto nunca ves la buena cara de las personas, solo el lado oscuro", que pedía sugerencias para hacer una buena presentación Powerpoint.

Para agregar una cuota de variedad a la conversación de fogón, empecé a hablar sobre Los Puentes de Madison, la última película que había visto. Hablé sobre lo terriblemente dramática que es, sobre Clint Eastwood y Merryl Streep, sobre el adulterio y ser como uno es. Pareció uno de esos seminarios en los que se dá un ejemplo choto para luego decir lo que realmente se quiere decir. La charla sobre la peli dió lugar a una discusión sobre el engaño y de inmediato me arrepentí de haber hablado de eso.

Si hay que elegir un día para la aventura, para lo diferente, tiene que ser un viernes. Los viernes hay que tener otra personalidad. El día de ese otro que habita contigo de forma silente.


sábado, mayo 18, 2013

Los Genios Trabajan Con Lo Simple

Esta semana no he dejado de escuchar el último trabajo de Daft Punk: Random Access Memory. Ha sido la música de mis múltiples viajes en bus, largas caminatas por diferentes zonas de la capital, esperas en paradas conocidas pero habitadas siempre por gentiles anónimos y almuerzos en plazas con cobertura wifi de Ceibal. Siempre moviendo la patita: eso es lo que caracteriza a este disco.

El arranque es épico y te dan ganas de escuchar todo el disco a ver si es como el arranque y yo diría que casi todo el disco lo es. Claro que uno no puede esperar que en un disco tan largo como éste, todo sea genial.

No voy a hacer una reseña del disco sino más bien mencionar que es muy grato encontrar música que te haga feliz al caminar. Desear que el trayecto sea un poco más largo para escuchar unos segundos más. No sé...quizás estaba muy necesitado de funk y no lo sabía pero este disco me vino como una correntada hallsiana con pingüinos golpeando mi abdomen al ritmo de  "Give Life Back to Music".

Tremendo.






domingo, abril 07, 2013

La luz del amanecer como método natural de presión

Mientras escucho lo nuevo de los Yeah yeah yeahs, un material cargado de coros, gritos algo exagerados pero efectivos de Karen-O y el mismo swing de siempre, camino por las vías del tren a la altura de Zufriategui y voy pensando en voz alta:


6:26
- La literatura va perdiendo formalidad y etiqueta porque la humanidad en su totalidad la está perdiendo ya que probablemente ha entendido que es un tanto inútil. La evolución del lenguaje va hacia lo estrictamente comunicacional.

6:34
- Si apareciese un tren de repente como en Jacob´s Ladder me aplastaría o me movería rápido y me salvaría. Pero, ¿Qué pasa si en ese exacto momento te viene la curiosidad y te arrepentís cuando ya sos algo intangible?



6:40
- Si bien no está bueno ser un artista y darle palo a otros artistas, lo que hace Leo Masliah al dar palo a los escritores de la nueva generación no es más que confirmar la naturaleza conservadora del ser humano, algo totalmente comprensible dado que cada generación genera su propia conexión de conocimientos en común y por lo tanto una misma base de gustos que difícilmente pueda replicarse en las nuevas. En realidad, lo raro es que a un viejo le guste lo que estamos haciendo los que bien podrían denominarse "comunicadores artísticos". Me da la impresión que hoy en día es más interesante lo que le pasó a Agustín con el tipo que se le apareció diciendo ser su padre biológico que con el sueño de Agustín, ése en el que andaba corriendo por un campo de girasolescon un tipo de gran melena, el padre preconfigurado de Agustín.


6:56
- Fin de semana lleno de material exquisito desde lo musical. Los YYY con un buen disco y los Strokes con un nuevo material muy discutido en las redes. Los latinos están hinchando los huevos con un tema, que con un tempo más lento, sería igual al del Muelle de San Blas de Maná. Para mí una plena coincidencia de acordes, para otros las excusa perfecta para hundir el disco. Lo único que puedo decir sobre el mismo es que supera al Angles por lejos y habría que esperar un tiempo para ver en que lugar de la historia lo coloco.




miércoles, marzo 27, 2013

Metal pesado para tormentas inesperadas

La noche del 3 de Marzo fue la que terminó
en episodios desmesurados de fuerza bruta y efectos especiales en escena. En el escenario todo era rojo  y naranja tipo brasa. Una mujer deambulaba por el rojo-naranja recinto contando historias de bacanales decadentes, sexo entre personas con jeringas incrustadas en los brazos, pañuelos Poison, bigotes y botellas medio vacías de Oyama.

A las 3 AM subió la banda con andar de película bélica, como esperando el inminente ataque del Vietcong, medio agachados, esquivando el humo y los colores vivos. Supuse que estarían cansados de toda esa estética fatalista. Una vez acomodado el batero, listo para golpear los palos y marcar el primer tema demoledor, el cantante dijo unas palabras sobre los nuevos jóvenes del metal. Ese mismo cantante que antes no veía más que caras totalmente concentradas en su ser y que ahora tenía que compartir la atención con los nuevos dispositivos de captura de audio y video. Por supuesto que el discurso fue harto conservador, perpetuador de las viejas costumbres del rock en general, poco interesante. El batero marcó...la música comenzó...y el portal se abrió. Volví a tener veintidos años, dos metaleras orgiásticas a mi lado, y la sensación de que el mundo no estaba enteramente controlado.

Una hora después La Fábrica ardía por la escena de la banda. No dejaban de transmitir una pequeña energía, otrora esperanza,  El décimo-segundo tema fue el último que llegó a tener algo de repercusión masiva. Por supuesto que a mi fue el que menos me interesó. Mientras más se repite un tema en la radio menos me gusta. Para mi los temas se gastan y punto: tienen una x cantidad de escuchas. Fran y Marcesca, mis dos amigas del metal, estaban exultantes, enteramente de negro, todo ajustado a tope, y sensualidad que parecía visible en forma de halo violeta en sus caderas. Fran era la que estaba mejor pero yo pegaba onda con Marcesca porque una vez le mostré un super hematoma que tenía en el brazo producto de una mala extracción de sangre y le dije que me gustaba tener eso en el brazo, entonces se me tiró encima y cogimos.

5 AM. La banda tiró su último tema luego de haber vuelto dos veces. A mi eso del bis no me copa mucho.Me parece algo falso, pero puedo disfrutarlo. El grupo se fue ovacionado y arrancó The Forest de The Cure. Me sonó algo desencajado para la ocasión pero a veces simplemente ponen un DJ para salir del apuro. Igual mejor The Cure fuera de lugar que Senda Negra en su lugar. Cuando salimos intenté algo con Fran para ver que pasaba pero no había caso: cero onda. Debe pensar que soy un Cheguevararollingstone. Mientras íbamos a la parada escuchamos una explosión: era un trueno monstruoso. De inmediato la lluvia. Nadie tenía paraguas así que simplemente seguimos caminando al mismo paso, recibiendo el agua como lo haría un optimista agricultor de Bangladesh: con alegría. No sabíamos bien porqué, pero la lluvia nos cayó bien, al mejor estilo purificación. Llegamos a la parada mojados y cantando con alegría éxitos de Hermética.


sábado, febrero 23, 2013

Noche de Ingredientes Baratos



           Noche de cine porno con el Topo y el Mutante. Era una linda noche de sueldo recién cobrado así que arrancamos para el Private de la calle Convención. El Private era el único cine porno que visitábamos porque era muy limpio. No había rastros de pajas de otros, a quienes imaginábamos vestidos de gabardina llena de manchas y sombrero estilo detective de Los Angeles de un policial negro. Además había papel higiénico por todas partes. Muy importante.


Antes de entrar nos fumamos un porro para agudizar nuestros sentidos, y más tarde, cagarnos de risa con algunos diálogos de las películas. El Topo se pone muy paranoico cuando fuma por lo que la fumeteada fue un duelo jamaiquino entre el Mutante y yo. El Mutante es un tipo de aspecto “metal pesado”. Peludo, orejas perforadas, medio negro. Un metalero tipo Herrumbre pero algo influenciado por el nü metal de Korn, etc. A esa altura empezaba a dar vergüenza hablar de Korn porque habían sacado el Untouchables: una porquería de álbum. Todo lo bueno que habían hecho hasta entonces fue sepultado lentamente por ellos mismos y su repetición de fórmula utilizando ingredientes baratos.


Nos fumamos el porro e ingresamos. Mientras caminamos por el largo pasillo oscuro vamos sintiendo gemidos cada vez más intensos. Durante ese pequeño momento en el que vas por el pasillo siempre te entran unos nervios terribles, como si al final del pasillo hubiese un escenario y 40 mil personas esperándote gritando. Entramos en la sala y nos sentamos en la última fila. El ritual es siempre el mismo. Primero nos sentamos al final esperando que los ojos se adapten a la oscuridad para luego buscar un lugar más adelante y con poca gente alrededor. Luego cada uno hace la suya. El Mutante por ejemplo, siempre se va a una sala individual con el primer gay que le quiera chupar la pija de onda. Hay pocos heterosexuales en los cines xxx por lo que somos muy codiciados y cada vez que vamos siempre recibimos muchas ofertas de chupadas o “darnos una mano”. El Topo es reservado, nervioso y paranoico. Además es muy tacaño para la edad que tiene. Tiene una cara muy exótica, tipo vasco, y es rubio de ojos claros, lo que lo hace algo más atractivo que nosotros, simples mortales de pelo castaño. Los gays le pasan ofreciendo favores pero el Topo siempre se niega. Tampoco se masturba en las butacas. Solo mira la película. Mira fijamente la pantalla sin seguir movimientos con la cabeza.


Yo siempre me alejo un poco del Topo y a los pocos minutos ya me estoy masturbando. El porro tiene un efecto muy afrodisíaco en mí por lo que apenas siento un gemido y ya estoy “on fire”. Se imaginarán que uno no va al cine porque la peli que van a dar tiene buenas reseñas. Es muy probable que uno siempre ingrese en la mitad de una película cualquiera. La que tocó ese día. Y ese día tocó “Cógela por Detrás 6”, un clásico de los 80´s con Peter North, un tipo parecido a Guy Pierce el de “Memento”, que se destaca por su enorme pene y más aún por sus interminables acabadas en las caras de las pornstars del momento: en este caso Kari Foxx.


Lo malo es que tengo que contenerme mucho porque sino acabo a los 5 minutos y luego tengo que ver la peli por un rato sin estar excitado lo cual es muy embolante. Así que ver una peli porno drogado es todo un juego mental. Tenés que estar muy concentrado y esperar el momento adecuado para largar la fuente, o sea, cuando Peter larga la fuente sobre Kari.


A los 45 minutos todos estábamos satisfechos. El Mutante vuelve feliz de la individual y arrancamos. Nunca hablamos del tema “siempre me voy con un gay apenas llego” del Mutante. Si bien vamos al mismo lugar a estimularnos no profundizamos en algunos asuntos que hacen a la verdadera amistad. Somos tipos duros y no hablamos de ciertas cosas. Quizás por eso, diez años después, ya no somos amigos.